Madrid: 5 lugares que quizás no conozcas para amar el otoño

A la vuelta de la esquina lo tenemos. Esa estación que nos despierta los anhelos más esperados. Ese momento del año que nos muestra una variedad cromática en la naturaleza que nos estremece. Más allá de los destinos más conocidos para disfrutar del maravilloso otoño, la Comunidad de Madrid nos ofrece unas joyas escondidas capaz de hacer estremecer a cualquier amante de la naturaleza.

Si estás dispuesto a dejarte sorprender por olores y colores únicos, por mañanas de niebla que refrescan el alma y por atardeceres rojo infierno, déjate llevar por Inspirience y sus cinco rincones más especiales.

 Como abreboca, te adelantamos un prólogo de lo que fue el otoño de 2022

Otoño 2022 con Inspirience

¿Un trozo de Finlandia en Madrid? El bosque mágico del Paular

En Rascafría existe un lugar mágico y muy especial, con un pequeño lago y hasta una sauna en una pequeña cabaña de madera. Su nombre: El bosque finlandés. Llamado así por su esperusa de gran parecido con un bosque de Finlandia, fue utilizado en numerosas ocasiones por los monjes cartujos de la zona. Es un rincón mágico durante el otoño. Las hojas caídas crean un manto de colores en el suelo, mientras que los árboles que rodean el río reflejan sus tonalidades en el agua serena. Caminar por sus senderos te sumergirá en un paisaje de paz y serenidad, donde cada rincón ofrece una nueva paleta de colores que te alegrarán la vista y el alma. Un lugar imprescindible en otoño.

Madrid cinco lugares para amar el otoño

Monte Abantos, alerces y hayedos

¿Habías visto alguna vez algún pino que torna sus hojas de amarillo? Pues eso es que no has visitado el Monte Abantos en otoño. Desde El Escorial existen numerosos senderos que serpentean esta montaña, usada desde el siglo XIX como vivero forestal. En su camino hacia la cima, existen dos tesoros únicos en Madrid. Un bosque de alerces, la única pinácea europea caduca; y para rematar encontraremos un pequeño hayedo -más meridional que el de Montejo- que harán las delicias del senderista con su cromatismo naranja chillón.

Cinco lugares para amar el otoño en Madrid

La Dehesa Bonita de Somosierra

Si hay lugares que son bien desconocidos para la mayoría de usuarios del mundo rural madrileño, sin duda que un número importante de los mismos se encuentran en la comarca de la Sierra Norte. En este caso, ubicada en las estribaciones de la Sierra de Guadarrama, en Somosierra, se encuentra La Dehesa Bonita. Este rincón resplandece en otoño con una paleta de colores que va desde el amarillo dorado al rojo intenso. La brisa fresca y la sensación de estar alejados de todo invitan a una conexión profunda con el entorno natural.

La Dehesa Bonita es hogar de una diversidad de árboles que, durante el otoño, se transforman en protagonistas de un ballet cromático asombroso. Los robles, abedules y arces se visten con tonos dorados, anaranjados y rojos, creando una danza de colores que se refleja en los estanques y arroyos que serpentean por el paisaje. Cada paso que damos nos sumerge en una experiencia visual que parece sacada de un sueño.

Cinco lugares para amar el otoño en Madrid

Cornicabral de Robledo de Chavela

He querido dejar ex profeso dos lugares a los que tengo especial cariño. Los dos se encuentran en la Sierra Oeste de la Comunidad, otra de las zonas menos conocidas de Madrid. En el ámbito de influencia del territorio de Robledo de Chavela, se halla una de las formaciones vegetales más singular y, a la par, más desconocida de todo el territorio madrileño: el cornicabral de Robledo de Chavela, cuyas galas otoñales nos ofrecen uno de los paisajes más espectaculares de cuantos se pueden disfrutar en esta estación.

La cornicabra –Pistacia terebinthus-, es un pequeño arbolillo o arbusto de gran porte, que rara vez sobrepasa los tres o cuatro metros de altura, y son contadas las ocasiones en las que forma bosquetes o rodales de cierta extensión.

En esta ocasión, nos encontramos con el mayor cornicabral de Madrid, y uno de los más interesantes de España. Su estampa otoñal no puede ser más bucólica. Ocres, rojos intensos y amarillos, mezclados con el resto arbustivo de color verde, hace que nuestros sentidos se paralicen. Un paisaje de ensueño a pocos kilómetros del centro de la capital.

Cinco lugares para amar el otoño con Inspirience

Castañar de Rozas de Puerto Real

Y para finalizar la joya de la corona. Un auténtico bosque de ensueño otoñal, un lugar donde perderse es rutina obligada. El Castañar de Rozas de Puerto Real.

Habitual en otros lugares de la Península de clima más húmedo, como en las regiones atlánticas y cantábricas, por tierras madrileñas esta especie de árbol resulta muy escasa.

En esta localidad de Rozas de Puerto Real, en donde también se ubica el desconocido nacimiento del Tiétar, uno de los principales afluentes del río Tajo, hallaremos la mayor y mejor representación de los bosques de castaño en la región, ofreciendo un especial atractivo los que tapizan y cubren buena parte de las faldas del Alto del Mirlo, junto al embalse de Los Morales.

Cinco lugares para amar el otoño con Inspirience

En otoño tiene 1001 y excusas para disfrutar del campo, de los bosques y de la naturaleza. Déjate seducir por Inspirience, y no te pierdas las próximas rutas que programaremos en esta estación llena de colores y vida. ¿Bienvenido otoño!

Autor

Antonio Zamora
Educador e intérprete ambiental, monitor-guía de mountain bike y guía del Parque Nacional Sierra de Guadarrama.
Mi pasión es la naturaleza y en mis rutas de interpretación mi mayor ilusión es transmitir esa pasión a los demás.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Qué necesitas?
¡Hola, Inspirer!
¿Te ayudamos?