Macedonia del Norte: tesoro desconocido

Qué ver en Macedonia del Norte
Qué ver en Macedonia del Norte

Cuando uno dice que va a Macedonia del Norte, se encuentra con un buen puñado de gente que tiene que buscar en Google dónde está situado, porque, del tamaño de Galicia, este pequeño país de los Balcanes, perteneciente a la antigua Yugoslavia, es desconocido hasta geográficamente, escondido entre multitud de países, aunque tenga mucho que ofrecer y aún sea un secreto.

Arquitectura en Skopje

La primera impresión al llegar a Skopje, la capital, es desconcertante. La ciudad es una mezcla, igual que todo el país, de historia, cultura, y arquitectura, y vayas donde vayas, no parece haber un hilo conductor ni armonía. Tan pronto encuentras moles de cemento del movimiento de arquitectura brutalista, como edificios de estilo neoclásico que bien podrían salir de un escenario de Las Vegas, una iglesia ortodoxa o una mezquita.

En un momento estás en una plaza con aire más europeo y al cruzar un puente, de pronto entras en un mundo totalmente distinto al adentrarte en el viejo bazar del barrio turco. Y es que este país, tan pequeño y tan en medio de todo, ha sido testigo de miles de historias, de invasiones y culturas que han ido dejando huella.

Quizá la capital no sea un ejemplo del concepto de “belleza” como tal, pero esta ciudad “parcheada”, llena de estatuas, agujeros en las aceras y calles desordenadas, y rodeada de montañas –creo que los habitantes no saben la suerte que tienen de verlas “ahí al lado”-, al final conquista al viajero, quizá por lo “raro”, quizá por la “macedonia” de culturas que se entremezclan con límites difusos.

¿Qué idioma se habla en Macedonia?

En Macedonia del Norte, se hablan dos idiomas: macedonio y albanés, y hay zonas en las que el segundo domina por completo al macedonio, mientras las banderas rojas con águila negra ondean entre mezquitas, haciendo pensar al visitante que está en otro país.

¿Qué ver en Macedonia?

Una de las mezquitas más bonitas es la de Tetovo. Es una mezquita pintada y parece cubierta por naipes de colores. Sin duda una parada obligatoria entre Ohrid y Skopje. 

Añadimos Bitola, la segunda ciudad del país, a la ruta. Además de su bazar otomano, destaca el yacimiento de Heraclea Lycentis, unas ruinas del siglo IV A.C., que demuestran una vez más, la historia tan rica que han ido dejando romanos, bizantinos, otomanos… 

Qué ver en Macedonia del Norte

Con montañas en más del 70% del territorio, las carreteras discurren entre verdes y dorados, según la estación del año. Llama la atención que las montañas en Macedonia del Norte son verdes de arriba abajo, con árboles que llegan hasta los picos. Los pueblos se asientan en pequeños valles, en las laderas de las montañas, entre mezquitas o iglesias ortodoxas, donde es posible que encuentres, aún en estos tiempos, gente que nunca ha visto un extranjero.

Con tres parques nacionales protegidos: Galicica, Pelister y Mavrovo, el viajero puede elegir entre esquiar, hacer senderismo o disfrutar de panorámicas de los lagos.

No es un país de turismo de masas, algo que lo hace aún más especial, más auténtico, más íntimo, si puede decirse así. Y a pesar de todo, encuentras la manera de comunicarte porque además del macedonio y el albanés, los jóvenes, sobre todo, aprenden inglés y otros idiomas, a la velocidad del rayo. Esto es, desde luego, un descanso mental para el viajero que intenta, con más o menos éxito, descifrar el alfabeto cirílico de los carteles en las calles, el menú de los restaurantes o las etiquetas de las tiendas.

¿Qué comer en Macedonia?

Cuando uno va a Macedonia del Norte, escucha una y mil veces el chiste de “¿y vas a comer mucha fruta?”, y la verdad es que ¡sí!, la fruta y la verdura se convierten en manjares y vuelves a probar un tomate con sabor a TOMATE, con mayúsculas, ¡un lujo!. 

Con ingredientes básicos: pimiento rojo, cebolla, aceite, sal, azúcar y sal, elaboran una especie de pasta llamada Ajvar, compartida en todos los Balcanes, con diferentes toques, y la acompañan de carne a la brasa, a la plancha, cocida, frita… ¡no se concibe una comida sin carne!, y ensaladas, muchas ensaladas.

Legado cultural

La gastronomía no es 100% propia porque de nuevo la mezcla de culturas ha ido dejando huella, y encuentras baclava turco, ensalada griega o cebapi, las famosas “salchichas” de carne picada, adaptándolo al gusto de los lugareños y haciéndolo propio.

Un restaurante típico tendrá siempre música en directo con canciones antiguas macedonias y los clientes suelen acabar cantando y bailando aunque eso suponga dejar de comer chips de calabacín, ensalada shopska, pan con queso de ovejas o costillas a la brasa.

Los macedonios comen, y mucho, lo disfrutan y le gusta compartir  grandes comidas con amigos y familia. Las zonas de restaurantes, como el conocido barrio de Debar Maalo en Skopje, están llenas todo el año y, sobre todo cuando llegan la primavera y el verano, es imposible encontrar mesa sin reserva previa. 

Los horarios de comida no tienen que ser motivo de preocupación para los que ejercen la dura tarea de gastar zapatilla entre monumentos y paisajes verdes, porque en Macedonia del Norte se come a cualquier hora. Las cocinas funcionan a las 11, a las 16 o a las 19, no hay problema. Eso sí, curiosamente, si quieres comer “chorba”, la sopa típica que es más bien un guiso de carne (no confundir con la búlgara con callos), tendrás que encontrar mesa en alguna de las tabernas -algunas con entradas en portales que dan a patios interiores, en los que no se te ocurriría entrar- antes de las 13:00. 

Viñedos en Macedonia

En la zona de Tikves, se encuentran los viñedos más conocidos, como los de Kavadarci, donde se elabora el vino macedonio. Cualquier comida estará regada con vino tinto o blanco, cerveza y por supuesto rakjia, un licor parecido al aguardiente que los locales beben antes de comer, quizá por eso no terminan la comida y ya están cantando… 

¿Qué ver en Ohrid?

Ohrid es la joya de la corona del país. Patrimonio de la UNESCO, es el orgullo de los macedonios y muchos tienen allí sus casitas de veraneo donde pasan los meses de más calor -que es mucho-, refrescándose en las playas del lago. Considerado uno de los tres más antiguos del mundo y también uno de los más profundos, tiene zonas que podrían salir de cualquier documental de las islas filipinas, con el agua verde y transparente que invita a meterse. Alrededor, los amantes de la arquitectura religiosa, pueden recorrer hasta 365 iglesias, una por cada día del año. 

Un pueblo único

El pueblo en sí es encantador. Al llegar uno se desencanta al principio porque parece el típico sitio con moles de cemento, pero no,  basta con meterse por el casco antiguo para encontrar rincones increíbles, calles estrechas, iglesias, un anfiteatro romano o una fortaleza desde la que  disfrutar de una vista espectacular. La iglesia de San Juan Kaneo es probablemente la estampa más conocida del país. Este pequeño templo ortodoxo de estilo bizantino, es el rey de las fotografías sobre todo por el enclave, como en ángulo, jugando con las luces del sol y los reflejos del agua. 

En el lago Ohrid, en la pequeña ciudad del mismo nombre o en la cercana Struga, añadimos trucha al menú, y una sopa de pescado que puedes comer a cualquier hora del día. Poder sentarse a la orilla del lago, en cualquiera de las múltiples terrazas, es un gustazo para los sentidos, especialmente fuera de temporada, cuando no hay tantos turistas (locales principalmente, eso sí) y la tranquilidad permite disfrutar del encanto del sitio. 

Qué ver en Macedonia del Norte

Es cierto que el país es pequeño, que no se necesitan muchos días para recorrer lo imprescindible, pero sí harían falta semanas para entender y descubrir los entresijos de la cultura y al final dejarse llevar por la hospitalidad de la gente y compartir con ellos. Hay quien repite… por algo será. 

Deja que te llevemos a descubrir los secretos que alberga este pequeño país balcánico, comparte con su gente, baila, canta y disfruta de todo lo que tiene que ofrecer.

Escríbenos a inspirience@inspirience.es

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Qué necesitas?
¡Hola, Inspirer!
¿Te ayudamos?