DES-CONEXIÓN

conexión_naturaleza
conexión_naturaleza

Los que conocéis Inspirience sabéis lo mucho que nos encanta CONECTAR. Sí, así con mayúsculas, porque es una conexión desde dentro y hacia dentro, compartida -¡cuánto nos gustan compartir las mejores experiencias!- inspirada e inspiradora. Una conexión casi eléctrica. Como cuando ves algo que te chifla, comes algo que te apasiona o  escuchas un sonido que te pone la piel de gallina. 

Y en ese rollo de CONECTAR, buscamos siempre hacerlo con la Madre Naturaleza, con lo “verde” y todos los colores de los montes, de los campos, del mar. 

Te proponemos cinco actividades para hacer fuera de casa, sin ir muy lejos y sentirte muy “cerca” de la naturaleza.

Puede hacer yoga al amanecer o al atardecer, notando el sol en la cara, mientras respiras para caer en la cuenta de tu yo más profundo, de lo que necesitas, de lo que no te hace falta, de lo que buscas, de lo que dejaste atrás. Y además, te ahorras la pastilla esa de vitamina D que ahora se receta tanto. 

No hay como pasar un día entre animales para saber que el mundo es maravilloso. Sí, porque existen ellos. Sin más. La suerte de compartir con tu mascota, con animales de alguna reserva o protectora, te hará sonreír seguro. Y la sonrisa es el espejo del alma, ¿no? ¡Qué panda con buena vibra de pronto!

Juega. Vete a la playa y haz un castillo, salta las olas. Corre al parque y sube a un columpio bien alto o deslízate por un tobogán. Conecta con el niño que llevas dentro. Simplemente pásatelo bien. 

¿Quién se resiste a una lluvia de estrellas? Con tu pareja acurrucaditos, o con amigos en medio del campo muriéndote de risa porque siempre hay uno que se sabe todas las constelaciones y otro que solo ve puntos brillantes. Pero, ¡qué puntos!, de los que te hacen soñar, los que te tranquilizan por dentro y te invitan a pensar en viajes, y quién sabe si no te conectan con alguien que está ahí fuera mirando la misma estrella que tú. Aunque solo fuera por seguir viendo las estrellas, deberíamos cuidar más del planeta y procurar evitar la contaminación lumínica, por no hablar de los gases que se pierden hacia la atmósfera…

Deja los cascos en casa, que la única música que escuches en tu paseo sea la de los sonidos de la naturaleza. Probablemente te sorprendas con el canturreo de los pájaros, los sonidos de las hojas al caer… y también con ese silencio tan sonoro que a veces nos regala un bosque. 

¿Se te queda corto? Tranqui ¡seguiremos proponiendo!

0 Comments

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Abrir chat
¿Qué necesitas?
¡Hola, Inspirer!
¿Te ayudamos?