Joyas del Sur de España: Alcalá la Real y Priego de Córdoba

En el corazón de Andalucía, en las provincias de Jaén y Córdoba, se encuentran dos lugares de ensueño que deslumbran con su encanto histórico, su belleza natural y su exquisita gastronomía: Alcalá la Real y Priego de Córdoba.

Acompáñanos a descubrir estos dos destinos fascinantes y a explorar los sitios que no te puedes perder, a conocer su historia, a introducirte en sus olivares centenarios y a degustar sus delicias culinarias.

Alcalá la Real: Tesoro de la Provincia de Jaén

Comenzamos nuestro recorrido en Alcalá la Real, una ciudad con una rica historia que se remonta a la época romana y que alcanzó su máximo esplendor durante la dominación árabe. Su imponente fortaleza, la Fortaleza de la Mota, es el principal símbolo de la ciudad y uno de las fortificaciones mejor conservadas de toda España. Desde lo alto de sus murallas, se puede disfrutar de unas vistas panorámicas impresionantes de los campos de olivos que se extienden hasta el horizonte.

Alcalá La Real y Priego de Córdoba

Pero Alcalá la Real no es solo historia antigua, también ofrece una naturaleza exuberante que invita a la aventura y la exploración. Los alrededores de la ciudad están salpicados de parques naturales y áreas protegidas, como el Parque Natural de Sierra Mágina, que ofrece una amplia variedad de rutas de senderismo y actividades al aire libre. Aquí, entre montañas y bosques de pinos, se pueden descubrir cascadas ocultas, cuevas misteriosas y una flora y fauna únicas en su especie.

Priego de Córdoba: Joya Barroca y Cuna del Oro Líquido

Cruzando la frontera hacia la provincia de Córdoba, nos encontramos con Priego de Córdoba, una ciudad que deslumbra con su arquitectura barroca y su reputación como productora de algunos de los mejores aceites de oliva del mundo. El centro histórico de Priego es un laberinto de calles empedradas, plazas encantadoras y monumentos impresionantes, como el Castillo, la Iglesia de la Asunción y la Fuente del Rey, que datan de la época del Renacimiento.

Alcalá La Real y Priego de Córdoba

Pero lo que hace que Priego sea realmente especial es su aceite de oliva virgen extra, conocido por su sabor suave y afrutado y su calidad excepcional. Los olivares que rodean la ciudad crean un paisaje espectacular, con filas interminables de olivos que se extienden hasta donde alcanza la vista.

Un Paraíso de Olivos y Naturaleza

En realidad, ambas regiones son conocidas por sus olivares centenarios, que cubren las colinas y valles con un manto de verde intenso que se extiende hasta donde alcanza la vista. Los olivos son el alma de esta tierra, proporcionando no solo el preciado aceite de oliva virgen extra, sino también un hábitat único para la flora y fauna local.

Alcalá La Real y Priego de Córdoba

Los amantes de la naturaleza encontrarán en estos paisajes un paraíso de biodiversidad, con una gran variedad de aves, mamíferos y plantas que han encontrado su hogar entre los olivos y los bosques de la región. Además, los olivares son el escenario perfecto para actividades al aire libre como el senderismo, el ciclismo y la observación de aves, que permiten a los visitantes sumergirse en la naturaleza y descubrir la belleza oculta de estos paisajes únicos.

Un Paseo por la Historia Andaluza

Pero más allá de su belleza natural, Alcalá la Real y Priego de Córdoba son también testigos de una historia milenaria que ha dejado su huella en cada rincón de sus calles y monumentos. Desde los vestigios romanos y árabes de Alcalá la Real hasta el esplendor barroco de Priego de Córdoba, estas ciudades son verdaderos museos al aire libre que nos transportan a través del tiempo y nos permiten revivir los momentos más importantes de la historia andaluza.

Alcalá La Real y Priego de Córdoba

En Alcalá, como hemos mencionado anteriormente, Fortaleza de la Mota es la protagonista en todos los sentidos, pero principalmente el histórico, como no puede ser de otra forma. Mientras que en Priego, destacan la Iglesia de la Asunción, un magnífico ejemplo de arquitectura barroca andaluza, y la Fuente del Rey, una impresionante fuente renacentista que es una de las más grandes y ornamentadas de toda España.

Alcalá La Real y Priego de Córdoba

Gastronomía Andaluza: Un Banquete para los Sentidos

Por supuesto, ningún viaje a Alcalá la Real y Priego de Córdoba estaría completo sin degustar la deliciosa gastronomía de la región. En Alcalá la Real, puedes disfrutar de platos tradicionales como el gazpacho, las migas y el cordero al ajillo, acompañados de un buen vino de la tierra. Y en Priego, delicias locales como el salmorejo, el flamenquín y las berenjenas fritas con miel, que son una verdadera explosión de sabor en el paladar.

Y para endulzar el final de la comida, no puedes perderte los dulces típicos de la zona, como los alfajores, los pestiños y las tortas de aceite, que son el complemento perfecto para cualquier ocasión.

Alcalá La Real y Priego de Córdoba

Como ya te habrás podido dar cuenta, Alcalá la Real y Priego de Córdoba son dos destinos fascinantes que ofrecen una combinación única de historia, naturaleza, cultura y gastronomía. Ya sea explorando antiguas fortalezas, recorriendo senderos de montaña o degustando los mejores aceites de oliva del mundo, estos dos lugares te dejarán con recuerdos inolvidables y el deseo de volver una y otra vez.

Así que no esperes más y deja que te llevemos a descubrir su historia, su naturaleza, sus tradiciones y su gastronomía.

Entra aquí y descubre el itinerario que te proponemos

Autora

Beatriz López Díaz

CEO de Inspirience | Especialista en turismo experiencial y sostenible

Diseñadora de experiencias de viaje sostenibles. Mi propósito es crear experiencias y liderar iniciativas que den la oportunidad de crecer a través del movimiento y la interculturalidad. 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Qué necesitas?
¡Hola, Inspirer!
¿Te ayudamos?